12 de FEBRERO

CARNAVAL

Por qué se festeja el Carnaval en la Argentina

El Carnaval, como otras celebraciones nacionales, fue introducido en nuestro territorio por la población de origen español y tuvo un gran impulso inicial de la comunidad afroargentina, según recuerda el Ministerio de Cultura de la Nación.

La tradición en el país ibérico viene de los pueblos paganos, pero encontró un lugar en el calendario cristiano al anteceder a la Cuaresma. Este período de cuarenta días que culmina con la Pascua está regido por el recato y la abstinencia de carnes rojas o de aves, sobre todo los viernes, por lo que el Carnaval, con sus excesos y desfiles callejeros, sirvió durante siglos como una “despedida” de los placeres terrenales, sobre todo en la Edad Media, cuando las prohibiciones de la Cuaresma eran más rígidas.

En nuestro país la historia es más reciente. Desde los tiempos de las colonias, los festejos del Carnaval, asociados a los bailes de máscaras, tenían su epicentro en la primera sala teatral de Buenos Aires, la Casa de Comedias, llamada popularmente la Ranchería, ubicada en las actuales esquinas de Perú y Alsina. En Gualeguaychú, la otra capital del carnaval en el país, la primera autorización para esta celebración se otorgó a mediados del siglo XIX: en 1840.

“Baile de negros. Carnaval en la época de Rosas”. Pedro Figari.
“Baile de negros. Carnaval en la época de Rosas”. Pedro Figari.

Eran comunes entonces los ya tradicionales juegos en la calle, donde los niños y adultos se arrojaban agua mezclada con distintos ingredientes, según el afecto por el otro: lavanda para los amigos y sal para los rivales. Estas fiestas iniciales se cristalizaron en el primer corso oficial de Buenos Aires, realizado en 1869, en el que una gran atracción fueron las comparsas de candombe, integradas en su mayoría por afrodescendientes.

En el siglo XX la influencia de los inmigrantes italianos y españoles resignificó el Carnaval y produjo el pasaje de las comparsas de candombe a las murgas, que comenzaron a bailar y tocar en los corsos. Como recuerda el Ministerio de Cultura, la migración a Buenos Aires de mediados de siglo, proveniente de las provincias argentinas y de los países limítrofes, generó un fuerte impulso a las murgas porteñas. A partir de 1976, durante la dictadura cívico-militar del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, se eliminó al Carnaval del calendario oficial de festejos y se detuvieron sus manifestaciones callejeras, lo cual provocó una invisibilización en el ámbito público.

ANIVERSARIO DE LA BATALLA DE CHACABUCO

La batalla de Chacabuco fue el desenlace de la campaña de los Andes y el inicio de una sucesión de batallas que garantizaron el fin del dominio colonial español en Sudamérica.

El cruce de los Andes, conmemoramos la primera gran batalla de los ejércitos patriotas contra las fuerzas realistas en territorio chileno. El 12 de febrero de 1817 se desarrolló la batalla de Chacabuco, a unos 55 km. al norte de la ciudad de Santiago.

Allí se enfrentaron las tropas independentistas del Ejército de los Andes en alianza con los patriotas chilenos al mando del general San Martín, y el Ejército Realista al mando del coronel Maroto. No fue una batalla simple, pero luego de incertidumbre y complicaciones resultó una contundente victoria de los patriotas, fundamental para la Independencia de Chile y la región.

Según el plan de San Martín, llegaron a Chile cruzando en seis columnas: dos principales y cuatro destacamentos menores hacia el norte y hacia el sur para desorientar a los realistas. Las columnas principales avanzaron una por el paso de Uspallata a las órdenes de Las Heras. La otra, dividida en tres al mando de Soler, O’Higgins y San Martín respectivamente, cruzaron por Los Patos.

Una vez que las columnas mayores del ejército cruzaron la cordillera se reunieron el 9 de febrero en el campamento Curimón, donde San Martín concentró las tropas y planificó la estrategia para el enfrentamiento en la cuesta de Chacabuco con una ofensiva contra el Ejército Realista que salió a enfrentar a los patriotas para frenar su avance. Bajo el mando del coronel Maroto, las tropas realistas esperaron para evitar que los revolucionarios avancen y entren en Santiago. Éstas la conformaban unos 2500 hombres: una compañía de húsares y varios batallones de infantería. Y en la víspera de la batalla, fijaron campamento en las casas de la hacienda de Chacabuco.

Las tropas patriotas estaban integradas por unos 3500 hombres en total: los batallones Nº 1 de Cazadores de los Andes y Nº 11 de Infantería, con el apoyo de los batallones 7 y 8 de Infantería, y 4 escuadrones de Granaderos a Caballo. En la madrugada del día 12, el general San Martín decidió atacar. El plan era usar una táctica de pinzas para encerrar a las tropas enemigas por el frente y la retaguardia, y para ello dividió a las fuerzas disponibles en dos: la Primera División o ala derecha al mando de Miguel Estanislao Soler (2000 hombres), debía atacar por el oeste. La Segunda División o ala izquierda al mando de Bernardo O’Higgins ((1500 hombres), debía atacar por el este.

De este modo se llegó a la batalla de Chacabuco, con una estrategia cuidadosamente planeada. Pero las cosas no salieron según lo previsto, y durante horas el resultado del combate fue incierto. Así fue que el jefe del Ejército de Los Andes debió improvisar sobre la marcha, tomando grandes riesgos. Entre ellos, involucrarse él mismo en el combate.

El plan original consistía en enviar una de las columnas para atacar por el frente a las fuerzas realistas, a fin de fijarlos –”aferrarlos” en lenguaje militar – en el terreno. De este modo ganarían tiempo, mientras que la otra columna intentaría rodearlos con el propósito de atacar por el flanco y la retaguardia en un movimiento envolvente. Para ello, San Martín envó a O’Higgins al frente de la división menos numerosa por el camino más corto y peligroso. Una pendiente escarpada (la cuesta vieja), atacaría a las fuerzas realistas que suponía pertrechadas en las casas de Chacabuco. Por su parte, Soler, debía marchar con su división hacia el mismo lugar pero por el camino de Montenegro. Más largo y llano (la cuesta nueva), a fin de aparecer por el flanco y decidir la suerte de la batalla. En principio, la orden a O’Higgins era demorar el combate hasta la llegada de Soler, para atacar juntos al grueso del Ejército Realista. Uno por el este, otro por el oeste. Y la columna al mando de San Martín, por el frente.

Llegado el momento, O’Higgins se impacienta, y al no recibir órdenes decide avanzar hacia el cerro Los Halcones. Allí desplegó sus fuerzas e inició solo el ataque, mientras un mensajero fue enviado para informarle la situación San Martín. Sin embargo, el terreno no era propicio para el ataque. Había quebradas que dificultaban el avance de la caballería, y esa primera carga de O’Higgins contra los españoles fue vencida debiendo a retroceder.

Hay distintas versiones sobre el móvil de la premura de este movimiento ofensivo, y si bien O’Higgins era valiente y temerario, no tenía la experiencia militar ni los conocimientos estratégicos de San Martín y puso en riesgo el resultado final. “El general O’Higgins –escribe Carlos A. Pueyrredón en La Campaña de los Andes –, al divisar a las tropas opresoras de su Patria, no pudo contenerse, e impulsado por su valor legendario se lanzó a la carga, resuelta e imprudentemente, contrariando las instrucciones de San Martín de esperar a la División Soler, para iniciar juntos el combate”.

Al ser advertido San Martín de lo ocurrido, envía una orden a Soler para que atacara de inmediato. Pero ante la gravedad de la situación, decide intervenir él mismo y avanzar de frente en el campo de batalla. Entonces bajó la cuesta delante de sus granaderos, llegando justo en el momento en que O’Higgins se disponía a lanzar un nuevo ataque contra el enemigo. Finalmente llega una división de adelantados de Soler, armándose el envolvimiento completo del flanco izquierdo y de la espalda que destrozó la retaguardia realista para consolidar una aplastante victoria a favor de los patriotas.

Al conocerse las noticias de la victoria y de la participación directa de San Martín en el campo de batalla en tan crítica situación, el director Supremo de las Provincias Unidas, Juan Martín de Pueyrredón le escribe alarmado una carta en la que dice:

“¡Gloria al restaurador de Chile! Sí, mi amigo querido, la fortuna ha favorecido los heroicos esfuerzos de usted y la América nunca olvidará la valiente empresa de usted sobre Chile, venciendo a la naturaleza en sus mayores dificultades. Usted venció y yo me glorío con usted y lo abrazo con toda ternura de mi alma reconocida a sus servicios. Ayer ha sido un día de locura para este gran pueblo. No tengo tiempo para expresar a usted los términos con que se ha explicado el sentimiento de regocijo público por la victoria de Chacabuco, cuya noticia llegó a las nueve de la mañana por pliego despachado con Luzuriaga. Eran las once de la noche y aún se oía un ruido sordo de vivas en toda la ciudad. La fortaleza y seis buques de nuestra marina hicieron salva triple. Escalada que conduce los pliegos no ha llegado y me tiene su demora impaciente porque quiero imponerme de algunos pormenores de la acción. Lo que sé por Luzuriaga es que usted con dos escuadrones de granaderos tuvo que meterse entre las líneas enemigas. De esto infiero, o que la cosa estuvo apurada, o que no tuvo usted jefe de caballería de confianza, porque en todo otro caso yo acusaría a usted del riesgo en que se puso. Dígame usted con la franqueza que debe lo que hubo en esto; mientras yo quedo en el más grave cuidado con la noticia que también me da Luzuriaga, de que en resultas de la fatiga personal que usted tomó en la acción quedaba muy afligido de su pecho. Por Dios, cuídese usted, porque su vida y su salud interesan extraordinariamente al país y a sus amigos”

El ataque combinado de O’Higgins y San Martín, sumado al de Soler, rompió las filas realistas y provocó la retirada la caballería mientras que la infantería fue perseguida por varios kilómetros. De este modo, la batalla que había comenzado a tempranas horas de la madrugada del día 12 de febrero, terminó entre las 3 y 4 de la tarde. Horas más tarde sobre el campo de batall,a San Martín escribe el parte de guerra al gobierno central:

“Exemo. Señor: una división de 1.800 hombres del ejército de Chile, acaba de ser destrozada en los llanos de Chacabuco por el ejército de mi mando, en la tarde de hoy. Seiscientos prisioneros, entre ellos treinta oficiales, cuatrocientos cincuenta muertos y una bandera, que tengo el honor de dirigir, es el resultado de una jornada feliz, con más de mil fusiles y dos cañones. La premura del tiempo no me permite extenderme en detalles que terminaré lo más breve que me sea posible; en el entretanto debo decir a V.E., que no hay expresiones como ponderar la bravura de estas tropas; nuestra pérdida no alcanza a cien hombres. Estoy sumamente reconocido a la brillante conducta, valor y conocimientos de los señores brigadieres don Miguel Soler y don Bernardo O’Higgins. Dios guarde a V.E. muchos años. Cuartel general de Chacabuco, en el campo de batalla y febrero 12 de 1817.”

DÍA MUNDIAL CONTRA EL USO DE NIÑOS SOLDADO

El Día Mundial contra el Uso de Niños Soldado se conmemora el 12 de febrero con el objetivo de recordar a todos los niños que han sido usados por grupos armados en distintos países, para formar parte de conflictos brutales, que les han traído como consecuencia daños físicos y psicológicos irreversibles y en el peor de los casos, la pérdida de sus propias vidas.

Niños soldados víctimas de las guerras

De acuerdo a distintas organizaciones defensoras de los derechos de los niños, actualmente es alarmante la cifra de niños, que, en todo el planeta, son presa fácil de los grupos armados, que una vez que son reclutados, los entrenan y utilizan como soldados, sobre todo, en aquellas naciones donde la guerra pareciera no tener fin.

EL DÍA DE DARWIN

Se conmemora con el objetivo de celebrar un año más del nacimiento de Charles Darwin en el año 1809, además de reivindicar la vida y obra de uno de los científicos más importantes del siglo XIX y de dar a conocer su gran aporte en el campo de la biología y la ciencia en general.

CHACO

1811

El virrey Francisco Javier de Elío declara la guerra a la Junta de Gobierno de Buenos Aires, establecida el 25 de mayo de 1810, que no lo reconocía como Virrey del Río de la Plata.

1812

El Cabildo de Buenos Aires declara libres para gobernarse con independencia de la capital a todas las provincias de la Unión. De este modo queda sin efecto la Constitución de 1819.

1817

LA BATALLA DE CHACABUCO

En la actual aldea de Los Andes, el ejército de los Andes al mando del general José de San Martín y tras cruzar la cordillera de los Andes vence a los españoles en la batalla de Chacabuco, fundamental en la independencia de Chile.

Fue decisiva en la guerra de la independencia de América del Sur. El Ejército de los Andes, vence al ejército realista al mando del general Maroto al pie de la cuesta de Chacabuco.

1818

En el primer aniversario de la batalla de Chacabuco, Bernardo O’Higgins y José de San Martín proclaman la independencia de ese país. Se inaugura en ese acto el pabellón chileno.

Bernardo O’Higgins proclama el Acta de Independencia de Chile en Talca. Bernardo O’Higgins, Miguel Zañartu, Hipólito de Villegas y José Ignacio Zenteno firmaron la proclamación de la Independencia de Chile.

1889

Carlos Ameghino encuentra un yacimiento de fósiles entre los que se hallaba un esqueleto de un animal perteneciente a la familia de los dinosaurios, que según el paleontólogo y explorador argentino medía entre 45 y 60 metros de largo. Los fósiles fueron descubiertos sobre las márgenes del Río Senguel, afluente del río Chubut.

1914

Se inaugura en Mendoza, en el Cerro de la Gloria, el monumento al Ejército de los Andes.

1984

Muere en París, Francia, Julio Cortázar, autor de obras como Los Reyes, Bestiario, Final de juego, Los premios, Rayuela, 62/Modelo para armar y El libro de Manuel.

1988

Muere el escritor y crítico de arte Jorge A. ROMERO BREST (1905-1988).

Jorge Aníbal Romero Brest, apodado Coco (1905-1989) fue un influyente y discutido crítico de arte argentino, vinculado a la promoción de las escuelas de vanguardia entre las décadas del 60 y del 70 en América Latina. Dirigió el Museo Nacional de Bellas Artes (1955-1963) y el Centro de Artes Visuales del Instituto Di Tella (1963-1969), en Buenos Aires.

INTERNACIONALES

1512

Muere en Sevilla, España, el navegante florentino Américo Vespucio.

1541

Pedro de Valdivia funda la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo a los pies del cerro Huelén, hoy denominada Santiago, capital de Chile.

1870

En Utah (Estados Unidos) las mujeres obtienen la igualdad del voto.

1985

Renuncia Gregorio Álvarez, último presidente de la dictadura militar en Uruguay.

1973

Juan María Bordaberry, presidente uruguayo, cede ante las presiones de los militares y cesa al Gobierno. Se crea un Consejo de Seguridad Nacional que garantiza el control militar del país.

Posted in Efemérides, Febrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *